Así vimos el nuevo Audi A6

La quinta generación del Audi A6 (código interno C8) va a la línea de los BMW Serie 5 y Mercedes Clase E a la carrera por coronarse entre los sedanes de lujo.

Así vimos el nuevo Audi A6

Ya me he puesto al volante de manera rápida al no poderme aguantar y empiezo a contarte. La firma alemana ha hecho un buenísimo trabajo en este modelo. Los fanáticos de la marca verán la rejilla más ancha y mucho más plana en la parte frontal, cuyo borde se alinea con los faros.
El frontal revisado luce más deportivo que su predecesor (generación C7). En el perfil, los voladizos son más cortos por las ruedas, más grandes (máximo 21 pulgadas, anteriormente 20 pulgadas). La longitud total apenas ha cambiado: siete milímetros más en comparación con el antiguo A6,  ahora se pone en los 4,94 metros.
El ancho del Audi es de 1,89 metros (doce milímetros más). La altura del vehículo cambia mínimamente, con 1.457 milímetros (dos más) permanece a alrededor de 1.46 metros desde el suelo hasta el techo. Los diseñadores de exteriores han cambiado notablemente la línea lateral: los pasos de rueda fuertemente enfatizados hacen que el nuevo A6 se vea más imponente sobre el asfalto, especialmente con el paquete S-Line opcional.
Cuanto a la parte posterior observo que hereda el borde cromado de su hermano mayor A8, pero al mismo tiempo crea una impresión más ágil y menos definida. Audi está particularmente orgulloso del valor de cw de 0,24, que debería reducir el ruido del viento.
En esta prueba del Audi A6 2019 veo que el interior se ha vuelto más grande, y el espacio y la posición del asiento son muy buenos. La arquitectura de la cabina es similar a la del A7: el  cockpit virtual, el monitor principal de 10.1 pulgadas (que se mezcla con el negro de acabado), incluido el panel de control de 8.6 pulgadas.
No solo nos recuerda la estructura operativa, sino también la amplitud del habitáculo. Pero seamos honestos: el A6 todavía tiene más espacio del que realmente necesita. Hacia arriba son ocho milímetros más de aire. Así que incluso las personas altas pueden sentarse y viajar sin problemas. Los materiales utilizados rayan a gran altura. La madera noble se alterna con el aspecto fresco del aluminio.
Detrás también hay más aire hacia arriba en comparación con su predecesor  (11 mm más). Las rodillas, los codos y los hombros chocan con nada,  y los 13 mm más de longitud interior se hacen sentir positivamente.
En esta prueba cojo el Audi A6 40 TDI, el silencio del motor en marcha y con cristales cerrados es total, por el uso profuso de material aislante y el acristalamiento acústico opcional en las ventanas laterales. El motor se nota con mucho poder pero rueda de forma fluída.
En el chasis también Audi ha echado el resto en tecnología. La suspensión adaptativa diferencia aún más claramente los modos de conducción seleccionados y depara un mayor placer al volante.
Especialmente en combinación con la dirección en todas las ruedas opcional, el A6 es tan ágil que casi pensamos que estamos en un turismo mucho más pequeño. La suspensión neumática es cómoda, siempre que el terreno esté lo más nivelado posible. En caso contrario, lo cierto es que prefiero los resortes de acero, eso sí, con amortiguadores adaptativos detrás. Da un conjunto más eficaz y equilibrado.

Author: Redaccion

Share This Post On

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies