El nuevo Mercedes-Benz EQC

El primer miembro de la familia EQ marca el inicio de una nueva era en la electrificación de Mercedes

El nuevo Mercedes-Benz EQC

El nuevo Mercedes-Benz EQC | www.britoprensaracing.es

El nuevo Mercedes-Benz EQC (consumo eléctrico en el ciclo mixto: 20,8- 19,7 (25-22,4) kWh/100 km; emisiones de CO2, ciclo mixto: 0 g/km)[1] demuestra su dinamismo en la conducción con motivo de la presentación nacional a los medios en España. El “Mercedes” de los eléctricos cuenta con todos los atributos de la marca, una autonomía de 445–471 (374–416) km 1, un alto nivel de confort acústico y una excitante dinámica de conducción gracias a sus dos motores (uno por eje) que entregan 300 kW (408 CV) de potencia mediante la tracción integral 4MATIC totalmente variable. Se trata del primer Mercedes 100 % eléctrico de la nueva familia EQ y supone el inicio de una nueva era eléctrica para la compañía, que está invirtiendo más 31.000 millones de euros para la movilidad eléctrica.

El Mercedes-Benz EQC es el primer modelo Mercedes-Benz de la nueva marca de productos y tecnología EQ de la compañía, dirigida por Ola Källenius, quien afirmó ayer en el Salón internacional de Fráncfort (IAA) que «la movilidad eléctrica se convertirá en el “core business” para Mercedes-Benz». El Grupo Daimler está acelerando de forma vertiginosa en el camino hacia la electrificación del automóvil: para el año 2022 toda la gama de productos de Mercedes-Benz Cars estará lista para ser electrificada. Esto significa que habrá diferentes alternativas disponibles en cada segmento, desde el sistema eléctrico de 48 voltios (EQ Boost), los híbridos enchufables (EQ Power) y más de diez vehículos totalmente eléctricos (EQ), alimentados por baterías o pilas de combustible.

Con este objetivo Mercedes-Benz Cars está invirtiendo alrededor de 10.000 millones de euros en la expansión de su cartera de productos formada por la marca EQ. Además, está invirtiendo más de 1.000 millones de euros en una red global de producción de baterías dentro de la red mundial de producción. La empresa compra las celdas en el mercado mundial y está instruyendo a los proveedores para que las produzcan en base a unas especificaciones especiales. De esta manera se está asegurando la mejor tecnología posible. Con la compra de celdas de baterías por más de 20.000 millones de euros, la compañía está estableciendo las condiciones previas necesarias para un cambio consistente hacia un futuro eléctrico. La red mundial de producción de baterías de Mercedes-Benz Cars constará en el futuro de nueve fábricas en tres continentes.

Daimler espera que los modelos eléctricos ya representen entre el 15 % y el 25 % de las ventas totales de Mercedes-Benz Cars para el año 2025, dependiendo de las condiciones marco, como el desarrollo de la infraestructura, las preferencias de los clientes y el desarrollo adicional de la situación legal específica de cada mercado. Además, considera que esta cifra supondrá ya el 50 % en 2030 si consideramos los vehículos puramente eléctricos y los híbridos enchufables.

Aspectos destacados del nuevo EQC

El EQC equipa un sistema de propulsión de desarrollo completamente nuevo con una cadena cinemática eléctrica compacta (eATS) en el eje delantero y otra en el eje trasero. Esta disposición confiere al EQC las cualidades de marcha de un modelo con tracción integral. Los dos equipos de propulsión desarrollan conjuntamente una potencia aproximada de 300 kW, y el par máximo conjunto de los dos motores eléctricos asciende a unos 765 Nm.

Los ingenieros de Mercedes-Benz han implementado diversas medidas para mejorar el confort acústico. Las eATS del EQC están desacopladas por partida doble mediante apoyos de goma, tanto entre la unidad de propulsión y su bastidor auxiliar como entre el bastidor auxiliar y la carrocería. Estas sofisticadas medidas de desacoplamiento se complementan con medidas de aislamiento. Resultado: El habitáculo del EQC es extremadamente silencioso.

Una batería de iones de litio con una capacidad energética útil de unos 80 kWh (ciclo normalizado europeo) suministra la electricidad que necesita el vehículo. El consumo y la autonomía dependen en gran medida del estilo de conducción, también en los vehículos eléctricos. El EQC asiste a su conductor, poniendo a disposición 5 programas de conducción de diferentes características: «COMFORT», «ECO», «MAX RANGE», «SPORT» y un programa adaptable individualmente. Un componente esencial en los programas de conducción optimizados para el ahorro de energía es el pedal acelerador háptico, que ayuda al conductor a practicar un estilo de conducción económico. El conductor tiene la posibilidad de influir en la potencia de recuperación accionando levas de cambio dispuestas detrás del volante.

Un sistema de asistencia a la conducción denominado asistente ECO presta amplia ayuda al conductor para conducir de forma anticipativa. Por ejemplo, con indicaciones sobre el momento adecuado para levantar el pie del acelerador por acercarse una limitación de velocidad, o con funciones como el planeo y el control preciso de la recuperación. Para ello se combinan mediante conexión en red los datos de navegación y el reconocimiento de señales de tráfico con la información de los sistemas inteligentes de seguridad (radar y cámara estereoscópica).

El EQC dispone de serie de un cargador de a bordo (OBL) refrigerado por agua con una potencia de 7,4 kW para la carga con corriente alterna (AC), tanto en el propio domicilio como en estaciones de carga públicas. También incorpora de serie un cargador de carga rápida hasta 110 kW de potencia mediante una toma de corriente continua (CC) con sistema CCS (Combined Charging Systems). En ese caso, el tiempo de carga es de unos 40 minutos para un incremento del 10 % al 80 % del estado de carga.

Mediante su participación en IONITY, una joint venture conjunta con otros fabricantes, Mercedes-Benz ofrece a sus clientes un acceso confortable a una infraestructura de puntos de carga rápida a lo largo de las grandes rutas de tráfico en Europa. Ya están en servicio más de 100 de los 400 parques de carga previstos en Europa hasta el año 2020.

El innovador sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience) se ha completado en este modelo con numerosos contenidos específicos para el EQ como, por ejemplo, la autonomía, el estado de carga y el flujo energético. Con el MBUX pueden manejarse y ajustarse también otras funciones optimizadas para el EQ como la navegación, los programas de conducción, la intensidad de carga y la hora de partida.

El EQC está equipado con la generación más reciente de sistemas de asistencia a la conducción de Mercedes-Benz y satisface las máximas exigencias en materia de seguridad pasiva. Junto al amplio programa de pruebas de choque habitual en el desarrollo de nuevos vehículos, Mercedes-Benz ha establecido para la batería y para todos los componentes que conducen electricidad otras prescripciones de seguridad. Se ha adaptado la estructura del EQC a las exigencias especiales de los componentes eléctricos y de la batería, y se han dimensionado sus componentes para ofrecer el elevado nivel de seguridad al que están acostumbrados nuestros clientes. Un ejemplo es el nuevo bastidor auxiliar que rodea los componentes de propulsión alojados en la sección delantera del vehículo, y que asume los esfuerzos por medio de los puntos de sujeción acreditados.

Protección mecánica de la batería: La posición de montaje de la batería de alto voltaje en un lugar apropiado bajo el suelo del vehículo es un elemento importante del concepto de seguridad. El acumulador de energía está rodeado por un robusto bastidor que puede absorber energía. Entre el bastidor y la batería se han incorporado elementos de deformación que pueden absorber las fuerzas adicionales resultantes de un choque lateral grave. En la parte delantera de la batería se ha colocado un escudo de protección, que evita que el acumulador de energía sufra la intrusión de cuerpos extraños.

Protección eléctrica del sistema de alto voltaje: La dilatada experiencia de Mercedes-Benz con sistemas de propulsión de alto voltaje ha conducido a la definición de un concepto de seguridad en caso de accidente basado en varios niveles. El sistema de alto voltaje se desconecta automáticamente de forma reversible o irreversible en función de la gravedad detectada del accidente. Adicionalmente se han previsto puntos de separación donde los equipos de rescate pueden desactivar el sistema manualmente.

[1]– El consumo de corriente y la autonomía se han determinado sobre la base del Reglamento 692/2008/CE. El consumo de corriente y la autonomía dependen de la configuración del vehículo. Los valores entre paréntesis hacen al consumo de energía obtenido a partir del procedimiento de medición prescrito en el Reglamento (UE) 715/2017 en su versión actual vigente.

Author: Redaccion

Share This Post On

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies