El Honda e, el futuro de la movilidad urbana

El nuevo vehículo eléctrico urbano de Honda, cuyo prototipo final se mostró en el Salón del Automóvil de Ginebra 2019, ya tiene nombre: Honda e. El Honda e constituye una de las claves de la visión eléctrica de Honda para Europa, que se basa en el compromiso que en 2025 el 100% de sus ventas de automóviles contarán con propulsores eléctricos.

El Honda e, el futuro de la movilidad urbana

El Honda e ha sido diseñado para responder a las necesidades de la movilidad urbana, combinando un diseño único, funcionalidades avanzadas y una conducción dinámica. Contará con una autonomía de más de 200 km y una función de carga rápida del 80% de la carga en solo 30 minutos.

Plataforma 100% urbana

 El nuevo coche eléctrico compacto de Honda es el primero que la compañía fabrica con una plataforma específica para vehículos eléctricos, con el objetivo de ofrecer una excelente dinámica de conducción. Para ello, la batería se ha colocado debajo del piso y centrada entre los ejes, lo que permite una distribución del peso al 50% sobre cada eje y un centro de gravedad bajo para conseguir unos niveles óptimos de maniobrabilidad y estabilidad. La potencia del motor eléctrico de alto par se transmite a través del eje trasero, hecho que permite una dirección precisa incluso en aceleraciones bruscas. La suspensión independiente en las cuatro ruedas se ha diseñado para ofrecer estabilidad excepcional sin importar las condiciones, suavidad en la conducción y gran capacidad de respuesta en términos de maniobrabilidad. Incluso las piezas de los componentes de la suspensión son de aluminio forjado, lo que reduce el peso y favorece el rendimiento y la eficiencia.

Adiós a los retrovisores convencionales

El Sistema de Retrovisores por Cámara que incorpora el nuevo vehículo eléctrico de baterías urbano Honda e es una de las claves del modelo. Se sustituyen así los espejos retrovisores exteriores convencionales por unas cámaras compactas que transmiten imágenes en tiempo real a las dos pantallas de seis pulgadas situadas en el interior del vehículo. Dichas pantallas, ubicadas en ambos extremos del salpicadero, se han colocado de forma ergonómica para que el conductor disponga en todo momento de una visión cómoda y natural. A diferencia de los retrovisores exteriores convencionales, las cámaras quedan integradas en el perfil del vehículo y no sobresalen respecto a los pasos de rueda.

Aparte de mejorar la visibilidad, las cámaras compactas reducen la resistencia aerodinámica alrededor de un 90% en comparación con los espejos retrovisores convencionales (lo que supone una mejora en la aerodinámica general del vehículo del 3,8% aproximadamente, y contribuye a una mayor eficiencia y autonomía del automóvil). Este hecho redunda en una disminución significativa del ruido del viento que generan normalmente los espejos retrovisores exteriores a altas velocidades.

Asimismo, el diseño de los soportes en los que están alojadas las cámaras se ha concebido para evitar que se formen gotas de agua en las lentes, ya que incorporan un revestimiento hidrófugo en la superficie para impedir la acumulación del agua residual.

El conductor puede elegir entre la «vista normal» y la «panorámica» en los ajustes del vehículo, lo que le permite ampliar el campo de visión, así como reducir los ángulos muertos (un 10% con el modo de vista normal y alrededor de un 50 % con el modo de vista panorámica). También ofrece mejoras al seleccionar la marcha atrás: en las pantallas de visión lateral, se muestran indicaciones y, además, se ha optimizado el ángulo de la cámara, que permite una mayor visibilidad. Los niveles de brillo de las pantallas interiores se ajustan automáticamente en función de las condiciones de iluminación predominantes y garantizan una visibilidad superior en condiciones meteorológicas adversas -con poca luz y de noche-, sin que se produzcan deslumbramientos ni brillos.

Bienvenidos al futuro de la movilidad

Todo, absolutamente todo, está pensado y diseñado para conseguir una conducción más segura, aerodinámica y flexible. En el interior del Honda e, un habitáculo amplio y moderno recrea la sensación de estar en un cómodo salón, complementado por una doble pantalla táctil personalizable que ofrece a los ocupantes la opción de mantenerse conectados en todo momento. La tracción trasera deportiva, el sistema de propulsión eléctrica avanzada y la batería de alto rendimiento de este automóvil garantizan una experiencia de conducción divertida y dinámica. El Honda e se presentará en el mercado canario en el primer trimestre de 2020.

Author: Redaccion

Share This Post On

Submit a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies