El Rallye de Maspalomas deja con la miel en los labios a Domingo Ramos

Los rallyes son caprichosos y, como en ocasiones sucede, no entienden de sacrificio ni de horas de dedicación. A tres tramos del final, y cuando completaban una actuación sensacional, Domingo Ramos y Marcos Guerra tenían que abandonar un Rallye de Maspalomas -que comenzaron liderando- al quedar fuera de uso el diferencial trasero de su Mitsubishi Lancer Evo VIII.

El-Rallye-de-Maspalomas-deja-con-la-miel-en-los-labios-a-Domingo-Ramos

Domingo Ramos-Marcos Guerra en un momento del Rallye de Maspalomas

“Por lo que nos comentaron, a unos 300 metros de la salida por el primer paso de Fataga perdimos toda el aceite del diferencial trasero; nosotros nos vinimos a percatar unos pocos kilómetros más adelante, cuando al acelerar ya no teníamos tracción”, lamentó el joven piloto grancanario. El de Suministros Santana Domínguez, ElectroMarket, Escamilla, Autobuses Moreno, Center Car Arguineguín, Desguace El Cruce, Discoteca-Karaoke La Guinda II, Mapfre Arguineguín, Ferretería Tomás, Grúas Arguineguín y MotorADiario.com concluyó esa especial ‘a vela’, conocedor de que ahí acababa su actuación.

Domingo Ramos y Marcos Guerra comenzaron liderando la edición 2016 del Rallye de Maspalomas. Durante el sábado se centrarían en luchar por la segunda plaza, la posición a la que podían aspirar si la lógica tiene algo de razón en este deporte. La pelearon, y a la conclusión de los tramos dos y cuatro la hicieron suya. No era una tarea fácil, y es que eran no menos de tres equipos las que la anhelaban.

A 3,9 segundos de la segunda posición, la pareja Ramos-Guerra iniciaba el primer y técnico descenso por Fataga, escenario en el que su sueño se iba al traste. “Se rompió el diferencial y para casa”, dijo desde el lugar del abandono el vencedor del pasado ‘Villa de Teror’. “Por mantenimiento no ha sido”, ya que éste era su segundo rallye. La actuación de Ramos-Guerra gana más mérito al conocer que durante los tramos de la mañana rompían un amortiguador, debiendo competir en esas condiciones hasta la llegada del sustituto. “Tuvimos que montar otros de otra marca y el comportamiento del coche no era el mismo”, por lo que seguro que en esas condiciones perdían algunas décimas.

 En cualquier caso, el abandono de Domingo y Marcos les desplaza de la segunda a la tercera plaza en la provisional del Campeonato de Las Palmas. Falta una prueba para la conclusión, además de máximo coeficiente, “pero lo que ahora queremos es conocer el origen de la avería para que todo vuelva a los cauces normales”, y es que si de algo puede presumir el Mitsubishi Lancer Evo VIII del equipo grancanario es de su robustez y fiabilidad. “Gracias a ello hemos podido lograr unos resultados que para nada pensábamos a principios de temporada”, concluía Ramos.

Author: Redaccion

Share This Post On

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies