Sensaciones detras del volante de un BMW X7 M50d

El BMW X7, y en este caso con la motorización diésel más potente y bajo el paraguas de BMW M. ¿Qué podría salir mal?. 400 CV y 720 Nm de par máximo abalan a este trasatlántico de superlujo, con el que cualquier ruta que escojamos siempre desearemos que sea aún más larga.

Sensaciones detras del volante de un BMW X7 M50d

Sensaciones detras del volante de un BMW X7 M50d | www.britoprensaracing.es

Hoy en día tenemos SUV de todos los tipos y colores: potentes, deportivos, lujosos, más grandes, más pequeños, etc… Las potencias que rondan algunos rivalizan directamente con la de grandes deportivos.

En esta ocasión vengo a hablaros del BMW X7, y no de una motorización de entrada ni nada parecido, sino más bien de la opción más cara y potente del abanico de motores diésel del gran SUV de BMW. Su denominación: M50d.

5,15 metros de longitud, 2 metros de ancho y 1,9 de alto. ¿Pasar desapercibido?, ¿qué es eso?. Nos resultará muy difícil que no nos vean con este coche. Dejando de lado su ya de por sí gran tamaño, su estética es imponente desde todos y cada uno de sus ángulos desde los que quieras mirarlo. En el frontal encontramos un prominente parachoques con unas más que generosas aberturas por las que fluir el aire. Este viene de la mano del paquete BMW M, el acabado con aspiraciones más deportivas y que le dan el toque definitivo a este X7.

Trasera elegante a la vez deportiva del nuevo X7 M50d

Trasera elegante a la vez deportiva del nuevo X7 M50d | www.britoprensaracing.es

Las decoraciones exteriores de la carrocería, como la enorme parrilla o el resto de zonas que normalmente irían con un cromado superficial, aquí los encontramos con un tono bronce mate. Las taloneras laterales también tienen un mayor protagonismo, así como las brutales llantas de 22 pulgadas, que vistas en conjunto con el gran tamaño del coche, parecen hasta pequeñas.

En la parte inferior del parachoques trasero, dos enormes salidas de escape reales con forma trapezoidal son acogidas por el resto de la zona decorativa en el mismo acabado que la parrilla. Pero si aún después de ver lo bestial del diseño exterior seguimos teniendo dudas acerca de cual es la motorización que monta el coche, sólo tenemos que mirar sobre el faro trasero derecho para darnos cuenta que esta no es una versión convencional, sino más bien la más potente del catálogo diésel, el M50d.

Pero ya que nos impacta tanto desde fuera, abramos la puerta y sentémonos en el lugar de honor del coche. No, no hablo del puesto del conductor, sino de la segunda fila de asientos. Sí, hoy empezaremos hablando desde la zona trasera, o más bien intermedia. Nuestra unidad monta la configuración de 6 asientos. 2-2-2, divididos en 3 filas. Y sí, la segunda fila es simplemente perfecta para viajar. Unos asientos individuales que no tienen nada que envidiar a los 2 de la primera fila, con unos reposabrazos individuales, reglaje electrónico, calefacción en los asientos, masaje y un espacio para las piernas digno de los mejores aviones en primera clase.

Interior de lujo para el buque insignia del BMW X7

Interior de lujo para el buque insignia del BMW X7 | www.britoprensaracing.es

Este BMW X7 está hecho tanto para disfrutar del viaje tanto si te llevan como para cuando llevas. En la segunda fila es espacio y las comodidades son extraordinarias, tanto que podremos incorporar un par de pantallas tras los asientos delanteros, con las que podremos ponernos una peli y entretenernos más aún durante nuestro trayecto, el cual desearemos que sea lo más largo posible.

Mirando a su tercera fila de asientos, podemos decir que es la que menos comodidades ofrece, pero no por ello decir que sean malas, incómodas o pequeñas. Sus dos asientos son suficientemente anchos para que cualquier persona viaje cómodamente aquí, al igual que el espacio para las piernas es bastante bueno, debemos decir que en este aspecto dependerá de la voluntad de los ocupantes de la segunda fila, ya que de ellos dependerá que tengan más o menos espacio. Aquí no encontramos ni asientos calefactables, ni reposabrazos pero incidiremos en que aún así, son mucho más confortables que los de la mayoría de vehículos que vemos por nuestras calles.

Y volviendo a nuestra rutina explicativa, sentémonos en el asiento del conductor y veamos. Calidad extraordinaria en todos y cada uno de sus acabados. Todo el interior está recubierto en piel firmada por BMW Individual, así como las zonas bajas con una acolchada moqueta. Esta unidad monta la opción del cristal “CraftedClarity”, que nos aporta toques con formas cristalinas en zonas como la palanca de cambios, el control del iDrive o el botón de arranque. Otras funciones que vemos aquí es la de masaje o asientos calefactados y ventilados. Primera clase, esto es así.

Llega el momento de conducir este tanque de las carreteras, y sí es enorme y al conducirlo se siente tal que así. Si sólo querías saber esto, puedes estar tranquilo. Si quieres seguir leyendo sobre su dinámica, tengo mucho que contarte, y no sólo sobre sus hercúleas dimensiones, que perfectamente podría darnos para otro artículo, sino más bien de todo lo demás.

Una vez nos sentamos y acomodamos (nunca mejor dicho) en su enorme butaca con el volante por delante, arrancamos el 6 cilindros y su sonido es más que bueno. Ni un sólo atisbo del clásico traqueteo de los motores diésel, el sonido aquí está muy trabajado, y no me refiero únicamente al que oímos en el habitáculo, ya que sería fácil que este estuviera retocado para darnos las sensación de que bajo el capó guarda un V8 americano. No es así. El sonido está puesto a punto para que también se oiga brutal fuera del coche. ¿Comprar un gasolina por el sonido?, no habéis oído este.

El habitáculo está bien aislado, con un zumbido de seis cilindros que sólo se oye cuando se aplica el acelerador con gusto. Gracias a los 760 N.m de par motor (a los que se accede desde unas bajas 2.000 r/min), los adelantamientos son sencillos. La configuración del turbo cuádruple de varias etapas, junto con la transmisión ZF, garantizan una conducción sin sobresaltos.

Denominación deportiva del BMW X7

Denominación deportiva del BMW X7 | www.britoprensaracing.es

Sus 400 CV empujan con brutal poderío. 760 Nm de par máximo hacen lo propio, y sus 2 toneladas y media son capaces de despegar en cuanto hundimos el pedal del acelerador. Un auténtico trasatlántico con ruedas. No olvides ponerte la función de masaje y la calefacción en el asiento y el volante mientras haces llorar a más de un espécimen de esos que llevan 12 pegatinas en su TDI y el escape cambiado. El X7 M50d es capaz de eso y más. Con una aceleración de 0 a 100 en apenas 5,4 segundos y tiene una velocidad punta limitada electrónicamente a 250 km/h. Ya veis con qué tipo de señor estamos jugando.

Sus suspensiones, a pesar de ser las adaptativas, tienen un tarado eminentemente blando, lo que en carreteras de curvas nos dejan con unos balanceos propios de un coche de este tamaño y peso. La física es lo que tiene. Sus enormes paelleras de freno harán su trabajo con poderosa eficacia. Estos son de mayor tamaño y vienen firmados, como no podría ser de otra forma, por M, toda una declaración de intenciones. En el modo Sport la sensibilidad del acelerador se incrementa notablemente, así como el sonido del motor y las revoluciones del tacómetro. Su función es correr, y corre mucho. Circular a 120 km/h con este coche será como circular con cualquier otro a 60 km/h. Su rendimiento óptimo está mucho más arriba.

Detalles deportivos en la carrocería del BMW X7

Detalles deportivos en la carrocería del BMW X7 | www.britoprensaracing.es

En condiciones normales, circulando por autopista a velocidades legales, su consumo medio será de 6,4 litros a los 100 km. Un consumo extraordinario si tenemos en cuenta factores como el peso o la potencia. Aunque en el momento en el que queramos exprimir sus 6 cilindros, estos serán algo más tragones (no demasiado), y no será difícil ver cifras más cercanas a los 9 litros, una media más esperada de un coche como este.

Conclusión

Lujo de clase ejecutiva sobre cuatro ruedas: eso es lo que BMW ha querido conseguir con su nuevo SUV insignia. El X7 cuenta con un generoso equipamiento de serie, mucha presencia en carretera y, cuando es necesario, cierta capacidad todoterreno.

¿Y el X7 M50d en particular? Bueno, este derivado es un seis plazas devorador de kilómetros. Gracias a su seis cilindros en línea cuádruple turbo, el M50d se sentirá cómodo transportando los preciados caballos de su propietario a las carreras o cruzando el país, y más. Sea cual sea el destino, los propietarios del X7 pueden estar seguros de que se sentirán como si hubieran «llegado» a tocar el cielo.

Author: Redaccion

Share This Post On

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Suscríbete a nuestro Newsletter

Entra en nuestra lista de distribución para estar al tando de nuestras novedades

Has sido suscrito!